Hoy os queremos hablar de Marie Marley, autora del libro “Come Back Early Today: A Memoir of Love, Alzheimer's and Joy” y compartir un artículo aparecido originalmente en el periódico digital The Huffington Post.

Marie ha sido cuidadora de su pareja, Ed, durante siete años en los que él ha tenido la enfermedad de Alzheimer. Actualmente es voluntaria de un centro de cuidado de la memoria, donde visita semanalmente a cuatro mujeres que residen allí. En este artículo nos habla de 10 cosas que ha aprendido en estas experiencias. Os traducimos y trasladamos sus palabras, que esperamos que os inspiren y ayuden.

 Fue una de las primeras personas que entro en nuestro centro. No tenia alzheimer.Su diagnostico era una demencia por cuerpos de Levy a lo que había que añadir un cuerpo destrozado por una poliartritis reumatoide. Lasarticulaciones de sus manos estaban soldadas y su movilidad era muy "limitada" o eso parecía, porque era extremadamente hábil con sus manos..Se rascaba la cabeza continuamente por lo que le poníamos un turbante para que no se hiciera heridas. Caminaba con un paso vacilante como si fuera una matroska. Se inclinaba de un lado a otro como a cámara lenta.Uno la miraba en la distancia y pensaba "se va a caer, se va a caer..." pero no , no se caía...A eso había que añadirle una diabetes rebelde por lo que presentaba grandes fluctuaciones en los niveles de glucosa.Había que medirle los niveles varias veces al día e intentar nivelarla con la insulina lenta y rápida para lograr un equilibrio.

Su desorientación respecto al entorno era caótica . Intentaba salir por una esquina y se quedaba trabada allí , esperando a que las paredes se abrieran para ella para continuar con su marcha. Entonces la cogías, le dabas la vuelta y continuaba con su deambular.La mujer

Era una mujer pasional. Su verbo era mordaz y pasaba del amor al odio con la misma velocidad que un rayo cruza el firmamento.Su marido lo era todo para ella , para lo bueno y para lo malo. Al caer la tarde presentaba el síndrome crepuscular . Su confusión aumentaba y entonces comenzaba a amenazar a su marido y nos decía: " El mi Manolo hoy va llévales de todes todes...Entonces la quetiapina era la solución mas adecuada para que el "su Manolo" no las llevara.
Cuando la acompañábamos al caer la tarde a su domicilio...Manolo nos esperaba con ojos suplicantes para saber como se presentaba el "panorama " ese día.

Con Merche, nuestra compañera pasaba un poco lo mismo. Tenia una estrecha relación de amor-odio con ella. Merche era la causante de sus alegrías y de sus males. La culpaba de todo aunque estuviera de vacaciones. Pero también era a la que buscaba en sus mejores momentos. Juntas se sentaban a cantar y era a la que avisaba cuando tenia alguna necesidad apremiante... y juro por Dios que las tenia.

Cuando las fuerzas del su "Manolo" comenzaron a flaquear y la situación se hizo insostenible en su domicilio, sus maravillosos hijos y su marido, muy a su pesar suyo y al nuestro decidieron llevarla a una residencia donde estuvo magníficamente cuidada hasta el final.
Y allí tenias a Manolo todas las tardes visitando a su esposa para cogerla de la mano y darle su cariño. Ni un solo día dejo de visitarla y demostrarle lo mucho que la quería. Y así fue durante años.

Ayer, la mujer del turbante nos dejo para siempre. Por fin se liberó desde ese cuerpo frágil y destrozado en el que estaba encerrada.

Mujer del turbante ya era hora de que te liberaras y alcanzaras la FELICIDAD.
Descansa en paz.

 

Cuando se programa una actividad siempre tiene que tener un objetivo. En este caso Isabel Gonzalez Lopez-Fombona ,Psicologa de Augusta aprovechando el calor del verano programo la siguiente actividad:

-Probar tres alimentos propios de esta estación: Gazpacho, Ajoblanco y Horchata.
-Hablar de sus ingredientes.
-Distinguir los sabores e intentar describirlos.

Galería fotográfica