Semana del 13 al 17 de abril

Las abejas y la miel

 

Las abejas van y vienen
no conocen la fatiga,
vuelan àgiles, graciosas,
trabajan en compañia.


Con zumbidos melòdioso
las obreras màs bonita
de flor en flor van buscando
donde la miel es màs rica.

 

  1. Hablaremos de las abejas y la miel.
  2. La sociedad asturiana de apicultura nos ha cedido material utilizado en apicultura, como panales, cera, miel...que aprovecharemos para ver , tocar … describir e identificar.
  3. Probaremos la miel, jalea real....
  4. Confeccionaremos alguna sencilla receta  cuya base principal sea la miel.
  5. Usaremos nuestro rico refranero para recordar todos aquellos refranes y dichos populares relacionados con la miel y las abejas.
  6. Visionaremos algún sencillo vídeo sobre apicultura.
  7. Ah! Y el miércoles teatro en la Laboral.

 

A un panal de rica miel,

dos mil moscas acudieron,

que por golosas murieron,

presas de patas en él.

Otra dentro de un pastel

enterró su golosina.

Así, si bien se examina,

los humanos corazones

perecen en las prisiones

del vicio que los domina”...

( SAMANIEGO)

...

 

La apicultura es la actividad dedicada a la crianza de las abejas y a prestarles los cuidados necesarios con el objetivo de obtener y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar. El principal producto que se obtiene de esta actividad es la miel. La miel es un factor de beneficio para los humanos.

Las abejas son insectos sociables que siempre viven agrupados en la colmena. En una colmena hay tres tipos de abejas: abeja reina, abeja obrera y zángano, en función de la alimentación que suministren las abejas obreras a la larva una vez ha eclosionado el huevo.

 S162015001

 

Reina

La abeja reina tiene como función poner huevos de los que sale el resto de habitantes de la colmena, es de tamaño más grande que la abeja obrera, abdomen más alargado y con alas más cortas. Otra de sus funciones es la de segregar una feromona que mantiene unidos a todos los habitantes de la colmena. La producción de esta feromona disminuirá con la edad de la abeja, cesando en torno a los 4 años.

Una vez eclosionado el huevo, la larva será alimentada durante todo su ciclo con jalea real preparada por las abejas obreras. El huevo del que parte la reina se sitúa en una celdilla que las abejas obreras transforman para darle una forma y tamaño adecuado, llamándose realera.

Alcanzado el estado adulto, la reina destruirá las larvas del resto de realeras o las realeras formadas que encuentre en la colonia si se ha producido una renovación de reina entre el tercer y vigésimo día después de nacer, excepto que la colonia vaya a enjambrar en cuyo caso muchas otras reinas nacerán para acompañar a los sucesivos enjambres quedando algunas en la colonia madre, finalmente y después de eliminarse entre ellas solo una quedará al frente de cada colonia; la reina sale en “vuelo nupcial” (única salida al exterior de la colmena salvo que se produzca un enjambre). Se aparea en pleno vuelo con los zánganos de la colmena, llenando su espermateca del semen necesario para fecundar los huevos que va a poner durante toda su vida, es decir, la reina queda fecundada para toda su vida (un máximo de 5 años). Durante todo su desarrollo la abeja reina se alimenta de jalea real lo que proporciona la capacidad de poner huevos.

Obreras

Las abejas obreras cuentan con un gran número de efectivos en la colmena (20.000-60.000). Una vez que la larva sale del huevo, sólo recibirán jalea real durante 2 días y medio y luego será alimentada por una masa de miel, polen y agua.

 A  compañan a la reina y ventilan la colmena con sus alas, segregan cera, hacen la miel y construyen las celdas reales. Cuando cuentan con una edad de 19 a 20 días, vigilan la colmena para que no entren otros insectos y a partir de los 21 días salen al campo en busca de polen, néctar y resinas. El polen es depositado en una especie de canastillas a los lados de las patas traseras y el néctar en un buche previo al intestino. Con las resinas de los árboles elaboran el propóleo.

Las abejas obreras que nacen en primavera viven unas 7 u 8 semanas y las que nacen en otoño, unos 5 ó 7 meses porque pasan el invierno en la colmena siendo relevadas en primavera.

Zánganos

Los zánganos nacen de un huevo sin fecundar puesto por la reina (partenogénesis) y reciben jalea real durante tres días, después pan de abeja como las obreras. Tienen como función fecundar a la abeja reina y dar calor a la cría, aunque están muchas horas en el campo y son las obreras las que mantiene la humedad y temperatura adecuados. Viven solo en primavera y verano, no tienen aguijón por lo que no colaboran en la defensa de la colmena y no recolectan néctar ni elaboran miel. A diferencia de las obreras o la reina, los zánganos con frecuencia entran libremente en colmenas a las que no pertenecen. Este comportamiento es clave para posibilitar el intercambio genético entre distintas colonias; sin embargo también convierte a los machos en vectores de transmisión de parásitos y enfermedades.

En las colonias desorganizadas algunas obreras activan sus atrofiados ovarios y depositan varios huevos en cada celdilla de donde nacerán zánganos de menor tamaño que sus hermanos.

Productos de la apicultura

Son variados los productos que se obtienen del infatigable trabajo de estos admirables insectos.
Pero la abeja no solo producía un edulcorante, el papel que desempeñó la cera fue quizás mayor, debido a su uso en la fabricación de candiles o velas de cera y otras propiedades y otras importantes aplicaciones, como la impermeabilización de maderas, cuerdas, cueros, telas, etc. Sin embargo, con el desarrollo de nuevas técnicas de conservación, manipulación y mecanismos para su recolección también se ha comenzado a colectar el polenpropóleojalea real y veneno de abejas (apitoxina). También se ha elaborado a partir de la miel productos tales como crema facial, champú, acondicionador para el cabello y polimiel.

El apicultor

El apicultor es la persona que practica la apicultura.

Son diversas las actividades que desarrolla el apicultor, durante la primavera y verano normalmente trabaja con las abejas realizando trabajos de control de población y extracción de la miel, pero durante el invierno o estación de receso, el trabajo consiste en la preparación del material de madera, para la temporada que viene en donde alojará las nuevas familias, así como advertir posibles enfermedades o plagas de las poblaciones de abejas para poder tratarlas a tiempo.

Historia de los apicultores

Durante muchos siglos los apicultores gozaron de gran prestigio, las diferentes culturas desde el Antiguo Egipto valoraban esta ocupación, ya que proveía el único edulcorante, la miel, conocido hasta la edad media cuando, tras el descubrimiento de América, se difundió la caña de azúcar y la remolacha azucarera.

Materiales del apicultor

Para la práctica de la apicultura, el apicultor necesita de una serie de elementos y herramientas.

La colmena es el elemento principal, en virtud de que es la nueva casa donde confinará la colonia de abejas, que puede provenir de un enjambre natural, de una colonia o colmena rústica, o de un núcleo o paquete de abejas que se compra a otros apicultores.  Una colmena consta de un suelo, alzas, cuadros y techo. Otros elementos necesarios para la práctica de la apicultura son:

PROPIEDADES DE LA MIEL

  • La Miel es un alimento ideal para niños, estudiantes, ancianos, convalecientes y deportistas.
  • Problemas de hipertensión e hipotensión, problemas cardíacos, artritis, reuma, estreñimiento, dispepsia, acidez e insomnio.
  • Descongestionar bronquios y pulmones y suavizar la garganta.
  • Aftas bucales (en enjuagues).
  • La Miel para uso cosmético por sus propiedades suavizantes y antiinflamatorias.
  • La inflamación de las hemorroides (en uso externo).
  • Al ser una alimento alcalino no suele causar problemas de asimilación en personas con disfunciones digestivas, siendo de gran ayuda en la cicatrización de úlceras de estómago y duodeno.
  • Su riqueza en potasio la convierte en bactericida, impidiendo el desarrollo de caldos de cultivo, por lo que se utiliza desde la antigüedad como conservante de alimentos y de platos cocinados, a los que enriquece con su sabor.
  • La Miel actúa como un eficaz desinfectante y cicatrizante de heridas.

USO RECOMENDADO DE LA MIEL

Como alimento:

  • Para untar rebanadas de pan, queso, aguacates, frutos secos troceados, etc
  • Para elaborar zumos o acompañar a frutas secas como el arrope
  • Para endulzar y fortalecer los cereales del desayuno, el yogur o los preparados infantiles
  • Para elaborar todo tipo de pastas y pasteles
  • Para hacer helados

Como terapia:

  • Para curar el catarro y la gripe: tomar al acostarse una taza de leche caliente con miel, jugo de limón y unas gotas de coñac.
  • Como tónico general: tomar un vaso de leche caliente al que se le añaden tres cucharadas de miel, un huevo batido y una copa de vino generoso.
  • Para evitar los resfriados y la tos bronquial: se recomiendan las infusiones de miel con limón.
  • En caso de gargantas irritadas: mezclar dos cucharadas soperas de miel, dos de glicerina, una de zumo de limón y una gota de jengibre. Mantener esta mezcla caliente y tomarla cada dos horas.
  • Para relajarse y conciliar el sueño: tomarse antes de acostarse un vaso de leche caliente con miel.
  • En caso de artritis, reumatismo o calambres musculares: por su aporte de potasio la miel ayuda a sobrellevar mejor esas dolencias.
  • La miel también es buena para combatir la anorexia, los trastornos nerviosos, las depresiones menores y las alteraciones metabólicas relacionadas con la desnutrición.
  • En caso de quemaduras, la aplicación de miel ayudará a aliviar el dolor y a detener la formación de ampollas. En la IIª Guerra Mundial los hospitales soviéticos usaban miel en los vendajes de los soldados.

Como cosmético:

  • En la piel: La miel y la cera constituyen la base de muchas cremas cutáneas, mascarillas, lápices de labios y lociones para pieles ásperas y grietas de las manos. Una de las mascarillas más usadas es miel con limón, excelente para limpiar la piel, mientras que la mascarilla de miel con avena es muy utilizada como exfoliante natural; sin embargo lo más importante es que la mascarilla se aplique con la piel limpia y se mantenga durante 10 o 15 minutos de forma que sus propiedades tengan tiempo de actuar en nuestra piel.
  • En el cabello: Para mantener un cabello sano y limpio, para lo cual añadiremos una cucharada de miel al champú habitual y de esta forma se evita la entrada de gérmenes al cuero cabelludo. Para los cabellos secos, la mezcla de una parte de miel con tres partes de oliva genera una mascarilla hidratante excelente siendo mayor su eficacia cuanto mayor es el tiempo que permanece actuando sobre el cabello.

RECETAS CON MIEL

Torrijas: Cortar en rodajas una barra de pan, mejor si es del día anterior. Rociarlas con

leche templada muy enmelada. Rebozar las torrijas en huevo y freír en aceite muy  

caliente. Rociarlas con un almíbar de vino y miel.

Queso con miel: Tomar pequeños trozos de queso untados de miel con pan. El contraste     entre el recio sabor del queso y el dulce de la miel resulta exquisito.

Hojuelas: Batir seis huevos en medio kilo de harina y añadir una copa de aguardiente, una pizca de sal y el agua necesaria hasta obtener una masa blanda. Afinar esa masa con un rodillo y cortarla en trozos pequeños. Se fríe en aceite muy caliente y se sirve con miel.

Torta de miel: Mezclar un kilo de harina y 1 de miel hasta que formen una pasta. Añadir un huevo, un poco de agua y 1 cucharada de bicarbonato. Hornear durante una hora a fuego moderado.

Compota: Cocer a fuego lento una mezcla de miel, agua y frutas; aromatizarlo con anís, canela y clavo; se deja enfriar en la nevera y se decora con un poco de nata.

Manzanas asadas: Abrir un hueco en la manzana alrededor del rabillo y llenarlo de miel. Asar al horno.

Almendrado de miel: Obtener un jarabe mezclando 200 gramos de azúcar y medio litro de agua. En otro recipiente, se calienta sin que hierva kilo y medio de miel. Mezclar todo ello y añadir 150 gramos de almendras secas, tostadas y troceadas. Colocar porciones de esta masa entre obleas o en moldes que contengan una ligera capa de mantequilla.

Bombones de miel: En un recipiente se ponen un kilo de azúcar, 1/2 de miel y cuatro cucharadas de manteca. Una vez cocido, se añade 1/2 de nata fresca, un poco de café cargado y anís.

Caramelos de miel: Se derrite a fuego lento a partes iguales agua, miel y azúcar. Cuando todo esté bien mezclado y “a punto de caramelo” (cuando una gota de esa mezcla se parta como el vidrio al echarla al agua), se vacía en moldes ligeramente untados de mantequilla. Dejar enfriar.

Turrón de miel: En un recipiente se coloca un kilo de miel, dos de azúcar bien molida y la corteza de un limón. Se pone al fuego hasta que llegue a punto de caramelo. Se deja enfriar y se agregan ocho claras de huevo batidas como para merengue. La mezcla obtenida se bate hasta que esté blanca. Se echa en un molde y se añaden almendras troceadas.

Helado de frutos secos con miel: Picar 200 gramos de nueces o avellanas y caramelizarlas con 100 gramos de miel. Añadir poco a poco 1 dl. de crema de leche y remover suavemente; hacer una melaza con un vaso de vino; emplatar el postre con las nueces calientes y el vino; colocar encima una bola de helado.

REFRANES Y FRASES DE MIEL

  •  No se hizo la miel para la boca del asno
  •  Aunque la dulzura halaga, la mucha miel empalaga.
  •  A la miel, golosas, y al aceite, hermosa
  •  A quien miel menea, miel se le pega.
  •  Abeja muerta, ni miel ni cera.
  •  Abejas, benditas, santos abejares, dan miel a los hombres, cera a los altares.
  •  Abejitas, santas sois vos, que hacéis miel para los hombres y cera para Dios.
  •  Agua en agosto, azafrán, miel y mosto.
  •  Al que entre la miel anda, algo se le pega.
  •  Aunque tu amigo sea de miel, no te lo chupes.
  •  Besome el colmenero y a miel me supo el beso.
  •  Con azúcar y miel, cagajones saben bien.
  •  Cuando llueve en agosto, llueve miel y mosto.
  •  De Dios viene el bien, y de las abejas la miel.
  •  Dedadita de miel y azumbre de hiel.
  •  Después de comer miel, nada sabe bien.
  •  El agua sobre la miel, sabe mal y hace bien.
  •  El oro y la miel, donde están parecen bien.
  •  En mayo, leche y miel hacen al niño doncel.
  •  Fe sin obras, panal sin miel.
  •  Flores manchegas con miel, fruta de sartén.
  •  Hazte de miel y te comerán las moscas.
  •  Las abejas hacen miel, y las moscas se la comen.
  •  Lluvia en agosto, más miel y más mosto.
  •  Manuel, Manuel, no tienes abejas y vendes miel.
  •  Más moscas se cogen con miel que con hiel.
  •  Miel en la boca y guarda la bolsa.
  •  Ni seas de hiel, ni seas de miel.
  •  No hay miel sin hiel.
  •  No se hizo la miel para la boca del asno.
  •  Poca hiel hace amarga mucha miel.
  •  Por San Miguel los higos son miel.
  •  Quien de miel se hace, moscas le comen.
  •  Rocíos de agosto, miel y mosto.
  •  Si no tienes dinero en la bolsa, ten miel en la boca.
  •  Si quieres sacar miel, sácala por San Miguel.
  •  Viaje de luna de miel; ni es viaje, ni ves luna, ni hay miel.
  •  Vinagre con miel sabe mal y hace bien.